Saltar al contenido

Empresas francesas en españa

mayo 27, 2022

Nombres de empresas en España

Históricamente, y por razones de proximidad geográfica, las relaciones entre España y Francia han sido siempre muy estrechas. El volumen de los intercambios comerciales entre Francia y España no ha dejado de crecer en los últimos años y hoy Francia es el primer socio comercial de España, su primer cliente, y su segundo proveedor.

Cerca de 1.300 empresas francesas están actualmente instaladas en España, la mayoría de ellas en los sectores de la automoción, el comercio minorista, la agroalimentación y la construcción. Otras tantas empresas españolas se han establecido en Francia en forma de filiales, sucursales y tiendas en los sectores inmobiliario, energético y textil.

El atractivo de España está respaldado por la superior cualificación de su mano de obra, la calidad y modernidad de sus infraestructuras y su excelente relación con América Latina. A estos factores se suma el fuerte crecimiento económico que experimenta en la actualidad.

Las oportunidades para las empresas francesas en el mercado español no se limitan únicamente a sectores fuertemente desarrollados como el químico, el logístico o el automovilístico. El crecimiento y la excelencia del país ofrecen nuevas y magníficas oportunidades en sectores de rápido desarrollo como la biotecnología, la salud, las TIC, las energías renovables o la industria aeronáutica, agroalimentaria y medioambiental.

Empresas privadas en España

Las relaciones entre España y Francia son las de unos vecinos que compiten, pero al mismo tiempo suelen actuar como socios y se complementan en cualquier iniciativa que implique a ambos países. Los dos países comparten una larga historia de vínculos económicos, comerciales, culturales y políticos. Aunque la mayoría de las veces el diálogo entre franceses y españoles acaba siendo en inglés, esta situación cambiará en el futuro. Después del inglés, el español es la segunda lengua extranjera más estudiada en Francia, por más de 2,5 millones de alumnos.

“En Francia, el enfoque es muy formal; las relaciones profesionales priman sobre las personales; hablar francés ayuda mucho; los procesos de negociación suelen ser muy lentos; las cosas están muy jerarquizadas, y el precio es lo último que se negocia”.

Francia tiene una importante tradición industrial y una sólida proyección internacional. La economía francesa mejorará su ritmo de crecimiento en 2018-2019, impulsada por la recuperación gradual del mercado laboral, el aumento de la confianza empresarial y las condiciones financieras favorables. El crecimiento económico se basará esencialmente en la demanda interna*. El Gobierno francés está tratando de forjar una posición internacional más fuerte para Francia y apoya firmemente el proyecto de la Unión Europea, además de emprender reformas estructurales para reforzar el crecimiento futuro del país. Todo ello está generando interés por parte de las empresas extranjeras que quieren invertir o seguir invirtiendo en Francia.

Trabajos de francés en España

El 4 de abril, el ministro de Europa y Asuntos Exteriores estará en Madrid para asistir a la 3ª Asamblea General de la Alianza del Sahel, presidida por José Manuel Albares, ministro español de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación.

Francia y España mantienen una relación de confianza muy estrecha, impulsada por la cooperación policial y judicial, que ha contribuido a debilitar a ETA a largo plazo, y por proyectos concretos de cooperación en materia de interconexiones (energía y transportes), un ámbito crucial para ambos países. Nuestra cooperación se basa también en el deseo de una mayor cooperación sobre el futuro de la Unión Europea, dada nuestra estrecha convergencia de opiniones sobre las cuestiones europeas.

Nuestros dos países han firmado más de 370 acuerdos, tratados y convenios bilaterales, especialmente desde la firma del Tratado de los Pirineos por Luis XIV de Francia y Felipe IV de España, el 7 de noviembre de 1659, en la Isla de los Faisanes, en la frontera franco-española. Esto hace que España sea uno de los países con los que Francia ha firmado un mayor número de acuerdos bilaterales.

Empresas españolas famosas

Según el ICEX -Instituto Español de Comercio Exterior- y la Dirección General de Aduanas de España, en 2014, el 15,7% de las exportaciones españolas se dirigieron a Francia, y el 11% de las importaciones españolas procedieron de su vecino del norte.

Estas intensas relaciones comerciales se deben, por un lado, tanto a la proximidad geográfica y cultural como a la pertenencia de ambos países a la Unión Europea, y por otro a la homogeneidad y calidad de sus productos y servicios: estas relaciones no sólo generan un elevado tráfico monetario, grandes y constantes cantidades de mercancías en el transporte marítimo y por carretera, un gran número de trabajadores “expatriados” en uno u otro país, sino también un gran número y gran variedad de relaciones contractuales que sustentan todos estos intercambios comerciales.

En este marco de relaciones comerciales y económicas, es fácil suponer que a veces se producen accidentes y que éstos pueden ser cubiertos por las compañías de seguros de uno u otro país – daños, impagos, responsabilidad profesional, etc.-.